Menú Cerrar

La cocina de la diáspora: Todo Avocado

Por: Miro Popic

La imaginación de la cocina de la diáspora se transforma en vanguardia con proyectos innovadores de carácter global que trascienden lo folclórico y tradicional. El mejor ejemplo lo tenemos en un nuevo emprendimiento llamado: Todo Avocado. Como su nombre lo sugiere, aquí el papel principal lo lleva el aguacate (persea americana). Y vaya de qué manera. Desde el primer abrebocas hasta el postre, pasando por la decoración y el ambiente, todo gira en torno a la verde fruta mesoamericana que ya conquista al mundo entero.

La iniciativa lleva el nombre de Santana cuyo representante más conocido es Felicia, creadora del famoso Hajillo’s que por años funcionó bajo su conducción en el pueblo de El Hatillo. Instalada ahora en la ciudad de Panamá, Felicia, junto a sus hermanos, hijos y sobrinos, comienza una nueva etapa profesional con el reto de hacer atractivo al paladar uno de los frutos que incluso maduro sigue siendo verde. Son veinticuatro propuestas manejadas bajo el concepto de cocina saludable de bajo impacto calórico, presentadas de manera creativa y atractiva, sin que se torne monótona y repetitiva.

Abre la carta un huevo escalfado con salmón ahumado cubierto con salsa holandesa casera montado sobre medio aguacate maduro y la cierra un helado de aguacate hecho en casa servido en barquilla. Otras opciones son: gazpacho de avocado con pepino; avocado en tempura; avocado al grill con crema cuatro quesos y champiñones; avocado relleno con pollo al curri y mango; causa peruana con atún y aguacate y, el más pedido de todos, el avocado burguer donde el aguacate hace las veces del pan manteniendo un trozo de carne molida cocinada a las brasas con su correspondiente tomate, lechuga y aderezos. En los postres, un cheese cake de aguacate con frutos rojos; avo choco cake; mousse de avocado. Hay más, pero lo dejamos para que lo descubran ustedes mismos cuando tengan oportunidad.

La experiencia comenzó simultáneamente en Madrid (Salamanca) y en ciudad de Panamá (Casco Viejo), donde pronto abrirán dos locales más (San Francisco y Costa del Este). Los Santana piensan luego continuar en otras ciudades tan lejanas como Victoria (Canadá), Amsterdam (Países Bajos) y Singapur. Un proyecto que, seguramente y sin que ellos lo anuncien, terminará en franquicia de carácter global.

La cocina de la diáspora venezolana supera las arepas y tequeños y se hace grande con propuestas creativas y exitosas como ésta a la que, con seguridad, se agregarán otras que vendrán. Bien por ellos y por nuestra cocina.

@todoavocado www.todoavocado.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.