Menú Cerrar

La fresa, dulce y nutritiva por naturaleza

Compuesto por agua, hidratos de carbono, vitaminas, minerales, antioxidantes y ácido fólico, este fruto rojo de característico sabor es utilizado como base para muchos postres y recetas

La Fragaria x ananassa, conocida como fresa, es la variedad más común de la Fragaria, una planta perteneciente a la familia Rosaceae.

Compuesta 90% de agua y 7% hidratos de carbono (xilitol, glucosa y fructosa), la fresa incluye vitaminas, minerales, antioxidantes y ácido fólico entre sus propiedades.

Los beneficios

  • Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico

Por cada 100 gramos de fresa, el cuerpo recibe 58,8 mg de vitamina C, básica para el fortalecimiento del sistema inmunológico. Este nutriente, de acuerdo con WebConsultas, impulsa una gran actividad antiviral frente a algunos tipos de virus y reacciones alérgicas.

Por otro lado, la vitamina B2 o riboflavina de esta fruta participa en la producción de glóbulos rojos y en la liberación energética de las proteínas.

  • Disminuye los niveles de colesterol malo

La Fragaria x ananassa también aporta Omega3 al organismo. Es por ello que este fruto es recomendable, según el sitio EcoCosas, para personas con problemas de colesterol.

Un estudio realizado por universidades españolas e italianas comprobó que la ingesta diaria de fresas disminuye el colesterol malo LDL hasta 14% y los triglicéridos 21%.

  • Regula la presión arterial

Gracias a su contenido de potasio, la fresa aumenta la diuresis o formación de orina y, de esta manera, reduce la presión arterial y elimina el ácido úrico.

  • Previene enfermedades cardiovasculares

Otro de los beneficios de este fruto rojo es el mejoramiento de la función de las plaquetas. Los efectos positivos, escribe Mejor Con Salud, podría deberse a las antocianinas, quienes le dan el color a la fresa. Dichos pigmentos ayudan a mantener en buen estado las paredes de los vasos sanguíneos y, por lo tanto, a prevenir trastornos vasculares.

  • Antiinflamatorio y anticoagulante natural

Gracias a su contenido de ácidos salicílico, málico y oxálico, la fresa es un buen antiinflamatorio y anticoagulante natural.

  • Combate la anemia

El ácido fólico presente en este fruto actúa en la formación y maduración de las proteínas estructurales y de la hemoglobina. Asimismo, su vitamina C favorece la absorción de hierro, deficiencia causante de la anemia.

  • Mejora el tránsito intestinal

La fibra promueve un buen tránsito intestinal, combate el estreñimiento y previene la aparición de hemorroides.

“El consumo de fresas permite que nos beneficiemos de las funciones de la fibra, por ejemplo, la prevención de algunos tipos de cáncer como el de colon”, dice la dietista-nutricionista Mónica Pérez García a la agencia EFE.

  • Favorece la salud bucodental

Combatir la placa y el desgaste del esmalte dental son algunos de los beneficios del xilitol.

  • Estimula la memoria

Investigadores del Instituto Salk de Biología de Estados Unidos, reseña MuyInteresante, comprobaron que la fisetina, un flavonoide natural presente en la fresa, estimula la memoria a largo plazo. Asimismo, esta fruta inhibe el estrés oxidativo y optimiza las funciones cerebrales, lo que podría prevenir trastornos neurodegenerativos en adultos mayores.

  • Vista sana

La luteína y la zeaxantina son dos carotenos que contribuyen a proteger la salud visual. Sumados a la vitamina C, crean un filtro contra los rayos UVA del sol y las toxinas, y disminuye las probabilidades de desarrollar cataratas o degeneración macular.

  • Piel joven

Comer fresas promueve la eliminación de toxinas que aceleran el envejecimiento y disminuye los desbalances del PH cutáneo. Por otro lado, exfolia, blanquea y suaviza la piel cuando es aplicada en forma de crema o mascarilla.

  • Bienestar emocional

La vitamina B1 evita la irritabilidad y la tristeza pues aumenta la producción de endorfinas, las hormonas del bienestar.

En la cocina

Debido a su dulce sabor, las fresas son mayormente utilizadas en la pastelería y repostería. Sin embargo, puede encontrarse, picada en pequeños trozos, en ensaladas.

Algunos de los postres en los que esta fruta es protagonista son el cheesecake, la tartaleta, el mousse, la gelatina y el helado. También está presente en el brazo gitano, la torta renacer y otras recetas que la combinan con chocolate y crema, con los que forma una muy buena combinación.

Las mermeladas, merengadas y batidos de fresa se encuentran regularmente en el mercado, así como los siropes y otros dulces de los que forma parte de la decoración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.