Menú Cerrar

Los hermanos Roca ofrecerán “cocina y hospitalidad” en su nuevo restaurante

Los hermanos Roca esperan abrir en primavera «Normal», su nuevo restaurante en Girona, para ofrecer, por entre 50 y 70 euros, “una extensión del concepto de cocina y hospitalidad de nuestra casa que bebe de las generaciones pasadas”, según Josep “Pitu” Roca.

Cuando se cumple un año desde que El Celler de Can Roca, como todos los restaurantes, tuviera que cerrar sus puertas debido a la pandemia de coronavirus, los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca han anunciado en las redes sociales este nuevo proyecto, un nuevo restaurante en pleno Barri Vell de Girona, de acuerdo con un reporte de la agencia Efe.

“Será un restaurante Roca, una extensión de nuestro concepto de cocina”, explica el mediano de los hermanos, el sommelier, que detalla que una de sus máximos responsables será Eli Nolla, una de las jefas de cocina en El Celler, y en la sala estará el sommelier Quim Cufré. Los vinos los propondrá Josep.

Ambos liderarán los equipos de cocina y sala que mantendrán “los mismos trabajadores que había en el anterior restaurante”, ya que el nuevo establecimiento se ubicará donde antes estaba el Llevataps.

“Queremos mantener sus puestos de trabajo, a la vez que tendrán la oportunidad de poder aprender de la filosofía y la manera de hacer de la casa”, explica Pitu.

Los precios oscilarán entre 50 y 70 euros por persona y la propuesta gastronómica que está dibujando con el equipo de El Celler “quiere ser una cocina más artesana que de orfebrería, espontánea, de mercado, suculenta, sabrosa, de temporada”, describe.

Con el nombre del restaurante pretenden “reivindicar la normalidad”, como lo hizo “la corriente francesa de la música e incluso la escuela normal que ya existe en Francia, entender que una cosa normal puede ser hoy incluso extraordinaria”, apunta el mediano de los Roca.

Sostiene: “Tenemos ganas de normalidad, de restaurarnos, de restablecer el contexto en el cual todos los que queremos a esta profesión y la vivimos podamos sentirnos llenos haciendo aquello que más nos gusta, servir y cuidar. Es lo más normal del mundo, ¿no?”

Los máximos embajadores de Girona en el mundo hacía tiempo que buscaban una ubicación para instalarse en el Barri Vell.

“Somos de Girona -explica el sommelier- y queremos llevar al centro una parte de nuestro trabajo. Un restaurante para la gente de Girona y para quien quiera disfrutar de una propuesta de cocina más accesible que la de El Celler”.

“La oportunidad vino a nosotros, como cuando nuestro padre pasaba un día por delante del bar que actualmente es Can Roca y pensó que sería bueno poner allí un restaurante. Supongo que llevamos esta actitud atrevida en la sangre, siempre hemos tenido más corazón que cabeza”, reconoce.

Aunque no tienen fecha definitiva en el calendario, esperan poder abrir tan pronto como puedan y permitan los protocolos y medidas por la covid y desean que este “tan pronto” pueda ser lo antes posible, en los próximos dos o tres meses: “Sería fantástico -desean- que pudiera ser por primavera”.

En el local que ocupaba el antiguo restaurante Llevataps, que tendrán en alquiler “con la ilusión de quedarse por muchos años”, se llevará a cabo un proyecto de interiorismo a cargo de su colaborador el diseñador industrial Andreu Carulla, pero no habrá grandes modificaciones.

“Estamos haciendo pocos cambios, ninguno estructural. El local tiene muy buenas prestaciones, una cocina bien equipada y sólo lo justo para hacerlo más nuestro. Algunos detalles por dentro y adecentar la estructura externa”, precisa el mediano de los Roca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.