Menú Cerrar

Los aceites vegetales, reyes de la cocina y aliados de la salud

Todo el mundo conoce las propiedades del aceite de oliva, pero ahora están tomando fama el de coco o hasta el de aguacate. Cada uno tiene características diferenciales y provechosas

Muchos no saben que existen aceites vegetales más allá de los de soya y oliva. Lo cierto es que hay una infinidad de ellos que se extraen de semillas o frutos, algunos son más sanos que otros y la mayoría de ellos proporciona a nuestro organismo vitaminas A, D, E y K.

Los aceites vegetales son una grasa líquida formada por compuestos orgánicos grasos que se encuentran presentes en semillas y frutos. Consumirlos ayuda a mantener en equilibrio el colesterol, los lípidos y las lipoproteínas que circulan en la sangre, encargadas de conservar una función vital en el organismo, según la página web viviendolasalud.com.

Tipos de aceites vegetales

Su uso principal suele ser culinario, gracias a las plantas, semillas y frutos de las que se extrae el aceite. Existen diversos tipos de ellos, entre los más destacados se encuentran:

Aceite de oliva

Compuesto por 70% de ácidos grasos monoinsaturados que le confiere excelentes propiedades nutricionales. Es obtenido del fruto del olivo. La extracción se hace de manera directa mediante procedimientos físicos y mecánicos.

Es un buen aliado para la salud cardiovascular, de acuerdo con la página www.cuerpomente.com. También protege el estómago y evita el estreñimiento.

Aceite de maíz

Se extrae del germen del maíz, lugar en el que la planta almacena mayor parte de grasa. Con frecuencia es utilizado para freír, pero también se puede usar para hacer salsas y ensaladas, además es rico en vitamina E y Omega 6.

Aceite de soya

Se obtiene del frijol de la soya. Es el aceite más utilizado en la cocina y cuenta con una gran producción industrial a escala mundial. Contiene Omega 3 y 6, yodo, zinc, además de vitamina E y K.

Aceite girasol

Se saca de las semillas de la flor y posee una elevada proporción de Omega 6 y vitamina E, sus cualidades se asemejan a las del aceite de oliva. Se recomienda no utilizarlo para freír, sino para aderezar ensaladas.

Aceite de coco

Reconocido por su uso culinario, cosmético y valores nutritivos. En el sureste asiático y africano es utilizado como condimento o base para preparar sopas y salsas. Estudios científicos afirman que este aceite es considerado poco saludable por su alto contenido de grasas saturadas.

Aceite de canola o colza

Extraído de la planta Brassica napus y se obtiene mediante el proceso industrial. Tiene vitamina K y E, ácidos grasos saturados y Omega 3.

Aceite de argán

Se obtiene del tostado de la semilla que contiene el fruto y se puede utilizar como sustituto del aceite de oliva por sus antioxidantes y vitamina E.

Aceite de nuez

Según la página web unisima.com, este aceite es extraído del fruto y es difícil de conseguir debido a que se daña con mucha facilidad, por lo tanto suele ser costoso y venderse en el lugar donde se produce. Se utiliza como aderezo para ensaladas y algunas veces con fines medicinales.

Aceite de sésamo o ajonjolí

Se usa como aceite en las cocinas asiáticas, es caracterizado por su especial sabor, así como ayuda a favorecer la circulación sanguínea, reducir el colesterol e impedir que la grasa se adhiera a las arterias. Contiene Omega 3 y 6.

Aceite de linaza

Proviene de las semillas de lino, de las que se extraen tanto aceite como harina. Consumirlo aporta nutrientes y beneficios para la salud, disminuye el colesterol y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares gracias al Omega 3 y 6.

Aceite de maní

Se utiliza para preparar ensaladas, mayonesas, vinagretas y para freír. Es costoso y nunca falta en la cocina asiática, es rico en vitamina B y E, minerales, además carece de colesterol. Una de sus propiedades es que ayuda a disminuir el azúcar en la sangre y se asemeja con el aceite de oliva.

Aceite de cártamo

Parecido al aceite de girasol. Es una grasa muy cara derivada de la planta de cártamo. Tiene un alto valor nutricional que es apto para su consumo ya sea preparando el aderezo de ensaladas, para freír o cocinar. 

Aceite de palma

Cultivado en el continente africano y una parte del asiático. Sirve para freír, hacer aderezos, también se encuentran en productos de chocolate con avellana. Este aceite no modifica los sabores, más bien los resalta. Sin embargo, es alto en ácidos grasos saturados.

Aceite de algodón

Es bastante común en Estados Unidos, similar a los aceites de canola, maíz, soya, girasol y cártamo en cuanto a la cantidad de ácidos no saturados. Se usa para freír, aderezar ensaladas y mayonesas. Gracias a su sabor neutral, se dice que el aceite de algodón se diferencia de otros aceites porque aumenta el sabor natural de otras comidas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.