Menú Cerrar

El cuscús fue declarado patrimonio inmaterial de la humanidad

Este plato, a base de sémola de trigo, es muy popular en Argelia, Marruecos y Túnez. Se acompaña con verduras y carne

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura incluyó el cuscús como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en la lista de 2020 que se publicó el 16 de diciembre, de acuerdo con el sitio web www.animalgourmet.com.

El cuscús es uno de los platillos más importantes y conocidos en Occidente, sobre todo en Argelia, Marruecos y Túnez. Se elabora con sémola de trigo y su consistencia es granulosa. A este plato se le agregan verduras, garbanzos, carne que puede ser de cordero, pollo o ternera y es condimentado con Ras al hanout, que es una mezcla de hierbas y especias típica de la cocina marroquí (generalmente lleva pimienta negra, comino, cardamomo, nuez moscada, canela, pimentón y jengibre, además de otros ingredientes exóticos).

Se cuece en una cuscusera -algo así como una vaporera- que se pone sobre un colador en la parte superior de una olla; en la parte inferior se preparan las verduras y las proteínas. Tras algunos minutos, la sémola se hidrata y queda lista para comer.

Las principales referencias del cuscús se encuentran plasmadas en un escrito que data del siglo XIII donde se menciona una receta de cómo prepararlo.

El cuscús tradicional marroquí también conocido como t’faya es muy dulce y va acompañado de canela, pasas y pollo.

En Argelia, por ejemplo existen dos especialidades: uno con salsa blanca y otro con roja; el primero lleva nabos y calabacines y como proteína carne de pollo o cordero y el segundo lleva pimentón y tomate. La receta tunecina, por su parte, se caracteriza por llevar pescado, mariscos y pulpo.

De acuerdo con la agencia Efe, la Unesco considera al cuscús cómo la expresión de la vida en sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.