Menú Cerrar

El vino caliente y especiado quita el frío y sabe a Navidad

Esta bebida tradicional de los países nórdicos de Europa es sinónimo de las festividades de fin de año y puede ser una alternativa a los cocteles en épocas en las que bajan las temperaturas

El glühwien o vino caliente es típico en los países europeos donde el frío es muy intenso, específicamente en Alemania. Se trata de una bebida cuyas bases son vino tinto y jugo de naranja que se aromatizan con diferentes frutas, especias y licores.

Los orígenes de esta bebida se remontan al imperio romano. En Roma lo llamaban Conditum paradoxum, que se traduce del latín como vino caliente aromatizado. Generalmente le ponían miel, pimienta, laurel, azafrán, dátiles asados y pasas. Se le atribuían propiedades medicinales, sobre todo por las hierbas y especias que contenía, aseguran en el blog www.actualidadalemania.wordpress.com.

El conocido gastrónomo romano Marco Gavio Apicio publicó la receta de la bebida en el primer tomo de su libro De re coquinaria . Además de la miel, la pimienta, el laurel y los dátiles, le ponía flores de malabar y azafrán. También le agregaba carbón mineral para aumentar la vida últil.

Cuenta Wikipedia que en el libro de cocina The Forme of Cury, escrito alrededor del 1390 en inglés medieval y publicado en Reino Unido, hay una receta de vino caliente (Ypocras) que se preparaba triturando canelajengibregalangalclavopimientanuez moscadamejorana y cardamomo

La finalidad de todas estas recetas era combatir el frío de invierno, debido a su temperatura, el grado alcohólico, las calorías y las especias estimulantes que contiene. Por estas razones se hizo tan popular en países como Alemania. De allí se toma la receta que publica el sitio web www.animalgourmet.com.

Antes de prepararlo, hay que tomar en cuenta que hay que evitar que el vino hierva, pues se evapora el alcohol. Se recomienda ponerlo a fuego lento y dejar que caliente poco a poco mientras se le agregan los demás ingredientes. Los vinos tintos que mejor resultan son los jóvenes, afrutados y con pocos taninos (elementos de textura que hacen que el sabor del vino sea áspero).

Glühwien

  • ¾ de taza de jugo de naranja
  • ½ taza de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1 naranja en rodajas
  • 10 clavos enteros
  • ¼ de cucharadita de cardamomo
  • 2 anís estrella
  • ½ cucharadita de jengibre rallado o en polvo
  • 750 mililitros de vino tinto
  • 2 onzas de algún destilado con hierbas

1.    En una olla, poner a hervir el jugo de naranja con azúcar.

2.    Agregar las rodajas de naranja junto con el clavo, cardamomo, anís estrella y jengibre rallado hasta que tome una consistencia melosa.

3.    Incorporar el vino tinto y mezclar a fuego lento hasta que comience a humear -sin que hierva-.

4.    Agregar el destilado y la raja de canela y dejar al fuego unos minutos.

5.    Colar y servir.

Fuentes: Wikipedia, www.animalgourmetwwwactualidadalemania@wordpress.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.