Menú Cerrar

Granier sorprende a los venezolanos con los panes que la han hecho famosa en España

La franquicia llegó a Caracas a finales de 2020 y trae desde sus sedes centrales todos los productos que los caracterizan en el mundo

La fama precede a esta panadería que desde hace poco menos de un mes abrió sus puertas en La Castellana, en Caracas, y en la isla de Margarita. Se trata de la franquicia española Granier, que desde 2010 ofrece sus productos artesanales en su país de origen y en las grandes ciudades del mundo.

Además de los 350 locales regados por toda España, Granier tiene tiendas en Londres, Lisboa, Roma y Miami. Cada una de las panaderías, sean propiedad de la empresa central o de los franquiciados, tiene las mismas características y se rigen por una serie de códigos de calidad, con lo que aseguran que los productos que venden son los mismos aquí o en Madrid.

¿Cómo lo hacen posible? Con el establecimiento no solo de recetas, sino de procedimientos claros que deben respetarse a cabalidad. Pero no se trata de una producción en serie. En la página web de la empresa aseguran que respetan desde el momento de preparar la mezcla toda la técnica artesanal que los caracteriza.

Lo que llaman “obrador central” es el sitio en donde los expertos panaderos hacen las mezclas de los diferentes panes. “Una vez trabajada la masa, ésta se ultracongela en crudo para mantener sus propiedades organolépticas intactas y poderla transportar a las panaderías, donde los panaderos fermentan durante 12 horas los diferentes tipos de panes y realizan una cocción completa en hornos de suela refractraria que proporcionan un calor homogéneo”.

A Caracas llegan también las diferentes masas para la elaboración de los diferentes productos. Se dejan fermentar por 12 horas y se hornean de acuerdo con los requerimientos de cada uno. La franquicia garantiza personal calificado en cada local, panaderos artesanales entrenados, para que este proceso se haga de la manera tradicional y aseguren pan recién hecho.

La panadería Granier de Caracas y la de Margarita cumplen con todos estos procedimientos y ofrecen la gama de productos que los caracteriza en el mundo. También reproducen la decoración que los unifica con los demás locales, como se describe en su página web: “Son establecimientos tradicionales, con grandes mostradores y un característico color negro en algunas de sus paredes como seña de identidad del local. Contamos, además, con unas paneras exclusivas de madera natural que aporta una gran calidez, donde el cliente puede localizar con facilidad el pan que desea, ya que se encuentran ordenados según las diferentes familias”.

Los productos. Granier elabora panes tradicionales españoles como mollete, gallego, tetilla, coca, multisemilla, integral, de masa madre. Entre la bollería hay croissants, brioches, magdalenas, ensaimadas. De la pastelería destacan las milhojas de crema y la coca de crema, hojaldres con rellenos dulces o salados, como los de queso y bacon, y las donas. De bebidas, ofrecen jugos y batidos de frutas naturales, variedad de cafés fríos y tés, chocolate caliente, con coco y chocolate blanco y cafés tradicionales.

La franquicia espera abrir durante 2021 más locales en toda Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.