Menú Cerrar

El delivery de Caracas Catering llegó para quedarse

Ileana Matos / @improductora

Con esta modalidad el servicio de catering ganó una clientela ajena a fiestas y eventos, y complementó su oferta gastronómica

El Brunch Criollo y las dos versiones de Me Provoca Caracas son los menús de delivery con los que Caracas Catering atiende a su clientela desde marzo, cuando la cuarentena obligó a dejar para mejores tiempos celebraciones familiares y eventos corporativos, y disfrutar en casa la cocina con la cual ganó reconocimiento este servicio de catering, fundado en 2008 por Eduardo Egui y Javier Paredes.

“No nos costó mucho adaptarnos a esta modalidad”, asegura Mariela León-Ponte, responsable comercial de la casa, aunque reconoce que tampoco fue coser y cantar. “Nos apoyamos en Wix, plataforma digital que nos sirvió de guía para hacer el cambio de eventos y celebraciones a una oferta de consumo masivo, en un mercado más digital que presencial”.

El cambio también incluyó algo más sabroso: las pruebas de menú para determinar cuáles opciones se adaptaban mejor a las exigencias del servicio delivery. “Esto nos permitió elegir qué incluir en el brunch criollo y en los menús de Me Provoca Caracas, y hacer la lista de preparaciones que enriquecen la oferta con los renglones Comida Casera, Especialidades y Pasapalos”, agrega León-Ponte.

Los menús. El Brunch Criollo, creado para 2 comensales, al igual que las propuestas de Me Provoca Caracas, ofrece 4 arepas medianas –tradicional, de ají amarillo, de chicharrón y de remolacha-, pernil, caraotas, carne mechada y reina pepeada, además de queso blanco duro y guayanés, mantequilla de sofrito y 2 jugos: de parchita y 3 en 1.

El cliente recibe cada una de estas preparaciones empacadas al vacío, listas para servir o calentar, con las recomendaciones de cómo hacerlo. Lo mismo ocurre con las opciones de Me Provoca Caracas. La primera incluye 10 empanaditas negras con salsa de limón; un lingote de costilla de cerdo con BBQ de tamarindo, puré de papas rústico y vegetales rostizados; y la segunda, 4 buns -2 rellenos de pork belly y 2 de pollo al curry- con sus toppings, y chips de batata blanca y de papa.

La lista de Comida Casera incluye preparaciones típicas del menú local -mechada, caraotas, asado negro, guiso de cazón y pernil-; pasticho de carne con parmesano Reggiano; arroz basmati con frutos secos, hierbas y azafrán; salsa boloñesa y 2 tortas, jojoto y plátano con queso llanero. La de Especialidades, polvorosas de pollo o cerdo, raviolis de auyama con salsa de champaña y Gruyere, lomito a la brasa, pollo al curry con arroz con coco, y pulled pork, combo de 4 raciones con sus coleslaw.

¿Pasapalos? Croquetas de cangrejo con mayonesa de cilantro o chistorras con salsa huancaína, y una variedad de empanaditas con sus salsas, como las de asado con cremoso de queso de cabra.

“Nos ha ido muy bien, más de lo que esperábamos”, asegura León-Ponte, antes de mencionar el interés que despertó este servicio entre una clientela ajena a fiestas y eventos, que disfruta comer en casa y que valora de comida preparada de calidad, lista para calentar y servir. Por eso, en Caracas Catering están seguros de que su delivery, además de complementar su oferta inicial, llegó para quedarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.