Menú Cerrar

Claves para aprovechar las sobras de la cena navideña

Aunque ya no serán posibles las reuniones de grandes grupos para las cenas navideñas, aún es importante tener en cuenta que lo que sobre de las preparaciones típicas deben guardarse con cuidado para consumirlas luego

Aunque debido a las restricciones por la crisis sanitaria estas navidades van a ser diferentes al no poder reunir en casa a grupos numerosos, tampoco serán una excepción en cuanto a la comida sobrante después de las cenas tradicionales.

El Instituto Silestone, que se dedica a la investigación y divulgación del conocimiento sobre el espacio de la cocina, ofrece una serie de recomendaciones para conservar de forma óptima los alimentos para reutilizarlos y consumirlos luego.

1.- Guardar las sobras en contenedores distintos a los recipientes que se han utilizado para cocinar y taparlos herméticamente. Después envolverlos con papel de plástico de cocina y anotar la fecha de cocinado. No consumir elaboraciones que superen los tres días.

2.- Realizar el recalentado a fuego lento hasta que, partiendo de una temperatura de nevera, el corazón de la elaboración esté caliente. Siempre que al plato no le afecte, puede llegar a la ebullición.

3.- Descartar los guisos que presenten síntomas sospechosos, color extraño, mal olor o textura más tierna de lo normal.

4.- Para platos de consumo frío, como la ensalada de gallina, introducir la ración en un recipiente limpio, cerrarlo herméticamente y conservarlo en el frigorífico. Sacarlo justo antes de volverlo a consumir y, una vez sacada la ración necesaria, volverlo a refrigerar.

5.- Si se trata de preparaciones calientes, dejarlas enfriar previamente a temperatura ambiente no más de una hora, y nunca introducirlas calientes en la nevera. Tapar inmediatamente después de manera hermética y guardar refrigerado.

6.- Evitar elaboraciones a base de huevo, muy especialmente si es crudo —sin tratamiento térmico— como mayonesas, de modo que, si no es posible, es mejor prescindir de reutilizarlas.

7.- No consumir alimentos preparados con más de 48 horas de antelación o si tenemos alguna duda sobre su estado.

Fuente: Diario de Gastronomía. www.diariodegastronomia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.