Menú Cerrar

Un nuevo emprendimiento endulza con lemon curd a los caraqueños

Liseth Gómez @lisgomezzz

El negocio que la familia Rodríguez inició durante la cuarentena ofrece en la capital una famosa crema de limón de origen inglés perfecta para rellenar tortas, cupcakes, o untar sobre pan

Huevos, azúcar, mantequilla y, por supuesto, limón, son los ingredientes de la lemon curd, una famosa crema de origen inglés utilizada comúnmente como relleno para tortas, pies, cupcakes y otras preparaciones, y perfecta para untar sobre galletas o rebanadas de pan.

La primera vez que se leyó en un libro de cocina sobre la lemon curd –que significa crema o cuajada de limón-, fue a principios del siglo XIX, después de que la duquesa de Benford, conocida por sus destrezas culinarias, la incluyera en sus tardes de té y la reina Victoria del Reino Unido la popularizara. La receta, de acuerdo con el blog Not Only Salad, era muy distinta a la actual pues llevaba únicamente crema de leche y jugo.

Con el paso de los años, a la preparación de la lemon curd se sumaron nuevos ingredientes que mejoraron la textura, le dieron mayor espesor y  equilibraron perfectamente los sabores cítricos y dulces.

En Venezuela, el emprendimiento de Agustín Rodríguez que nació apenas hace tres meses se ha dedicado a la producción y comercialización de este producto.

La receta de la lemon curd llegó a la familia Rodríguez hace muchos años. María, la mamá de Agustín, aprendió a hacerla en Londres, lugar en el que vivió un tiempo. “A veces la preparábamos y la vendíamos a conocidos, la regalábamos en Navidad, o la compartíamos en reuniones, pero en cuarentena tuvimos que replantearnos las cosas y decidimos emprender”, cuenta el caraqueño de 33 años de edad.

“Muchos creen que es una mermelada, pero no lo es”, aclara Rodríguez, comunicador social de profesión, sobre la crema que prepara en casa junto a su familia y vende en presentaciones de 200 y 250 gramos. Su labor, además de complacer a quienes ya conocían la lemon curd y la pedían, es enseñar a los caraqueños la nobleza y versatilidad del producto. “La referencia más cercana, en cuanto a sabor, es el relleno del pie de limón”.

El negocio de los Rodríguez apenas comienza. Ya están haciendo las pruebas para lanzar la curd de parchita, y el mint jelly, una jalea de menta de origen escocés ideal para servir sobre cordero, cerdo y otras carnes.

Pedidos, que llegan a varias zonas de Caracas a través de servicio delivery o que se pueden buscar en El Hatillo, a través de Instagram @lemoncurdvzla. También se consiguen en la tienda de Azalea Foods.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.