Menú Cerrar

Oro Café se une con el arte para enaltecer la historia venezolana

Liseth Gómez @lisgomezzz

Hace dos años y medio salió al mercado este producto sembrado en Yaracuy y procesado bajo estrictos estándares de calidad, que hoy es el protagonista de dos cafeterías en la capital

Rescatar las raíces venezolanas y la cultura cafetalera del país es el propósito de Oro Café, un negocio que comenzó como una marca de  producto empaquetado pero que en cuarentena abrió dos sedes en Caracas y ofrece además de la bebida, croissants, cronuts, postres y té.

Lo primero fue consolidar la marca, dice Alexandra Medina, gerente de publicidad y mercadeo de Oro Café, quien asegura que el proyecto nació hace dos años y medio. “Con un producto de calidad y las ganas de rescatar y enaltecer la cultura cafetalera criolla, nos abrimos lugar en el mercado e inauguramos, en marzo de 2020, dos espacios innovadores y vanguardistas”.

100% arábiga y sembrado en Yaracuy, específicamente en la localidad de Tierra Fría, a 1.700 metros sobre el nivel del mar, Oro Café es un producto orgánico, de calidad y libre de síntesis química. No tiene contacto con pesticidas, aditivos ni fertilizantes. “Nuestros sistemas de producción son sustentables. Cultivamos bajo sombra, utilizamos maquinaria agroecológica y empleamos recursos naturales”.

Se trata de un café premium procesado con tecnología moderna y con mucha atención a los detalles, desde la evaluación de la tierra para la siembra y selección de la semilla, hasta el tostado y molido del grano. Además es almacenado en sacos de yute ecológicos, reciclables y biodegradables.

Para corroborar la calidad del producto, Oro Café ha sido estudiado por el Laboratorio Analítico Bioclínico de España. “Queremos dejar una huella positiva en el país. El café para nosotros es tradición”, asevera Medina.

En los locales de Oro Café, ubicados en Los Palos Grandes y en la Avenida Francisco de Miranda, se ofrecen más de 30 preparaciones a base del producto, que destaca por sus notas cítricas y frutales. Los más solicitados son el café Viena, que lleva chocolate y crema chantilly; el frío, con leche, leche condensada y chocolate, y los macchiatones con dulce de leche, leche condensada o chocolate. También se sirven tés de Caracas Tea Company, entre los cuales el matcha es favorito.

Para acompañar las bebidas se venden croissants –preparados con masa madre y rellenos de jamón de pavo, queso crema, mermeladas, pistacho, Nutella  o almendras –, polvorosa de pollo, tortas y galletas, pero la nueva estrella son los cronuts, hechos con masa de croissant pero con aspecto de dona, y con sabores a cheesecake, chocolate, coco, limón y frutos rojos.

Oro Café no es solo comida y bebidas, pues utiliza el arte para lograr su objetivo de enaltecer la historia venezolana. En la sede de Los Palos Grandes, que queda entre la segunda y tercera transversal, se rinde homenaje y se exhiben obras de artistas como José Mora, Romero Britto, Oscar “Koi” Díaz, y poesía de Andrés Eloy Blanco y Rafael Cadenas. “Nuestros locales son ideales para conectar consigo mismo o con otros, para sentirse en armonía, en casa”, afirma Alexandra.

El que está ubicado en la avenida Francisco de Miranda, específicamente frente a la plaza Juan Pablo II de El Rosal, tiene un concepto novedoso, el to-go. “La idea es que los clientes hagan una breve parada y disfruten de un buen café o comida mientras se dirigen a su destino”.

La inclusión también es importante para el equipo de Oro Café y por eso son pet friendly y bike friendly.

Más información en Instagram @orocafeve. Servicio delivery y pick up disponible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.