Menú Cerrar

Golfeados San Jacinto reencuentra a los caraqueños con su historia

Liseth Gómez @lisgomezzz

Ubicados en la avenida Las Acacias y en la Plaza El Venezolano, este negocio de alimentos y bebidas criollas nació a partir de un recetario que data de 1947 y que encontraron durante unas reestructuraciones

Lo primero que se siente al entrar a Golfeados San Jacinto es el aroma de sus productos. Con las instrucciones de un recetario que data de 1947, este nuevo negocio que abrió dos tiendas en Caracas durante la cuarentena se propone llevar a sus clientes a la Venezuela de antaño y reencontrarlos con su historia.

Encargados de restaurar el casco histórico de la capital, un equipo de trabajadores estaba haciendo excavaciones y reestructuraciones de pisos cuando consiguió en un baúl la receta que daría origen a Golfeados San Jacinto. “Tratamos de rescatar no solo la historia, sino los platos y productos típicos venezolanos, y cuando conseguimos el recetario vimos el nacimiento de este negocio”, cuenta Maykol Salgueiro, asesor de proyecto de la marca.

Todo encajó a la perfección y en marzo de 2020 abrió en la avenida Las Acacias la primera tienda de Golfeados San Jacinto. El segundo local se inauguró en octubre del mismo año en una esquina de la plaza El Venezolano. “La intención es que el caraqueño y el turista venga al casco histórico, a la casa de Bolívar, y que tenga qué comer y hacer durante su estadía en la zona”.

El concepto de la marca, asegura Salgueiro, es muy nacionalista. Insiste en que en otros países es casi obligatorio visitar el casco histórico, y en Venezuela eso se ha perdido.

El golfeado 1947 o tradicional, con papelón, anís y queso concha roja, es la estrella de la carta. Otras opciones son el dulce de leche y el de chocolate, también atractivos para la clientela. Todos se pueden acompañar con quesos de mano, guayanés, taparita, clineja o mozzarella que traen desde Maracaibo.

“El secreto está en los detalles. Trabajamos minuciosamente, con una fórmula establecida, y además le ponemos mucho cariño”, dice el licenciado en administración de 28 años de edad. Para él, un buen golfeado es el que tiene equilibrio entre lo húmedo y seco del pan, y que destaca por su sabor y aroma a papelón.

La frescura del producto es lo más importante. En ambas sedes, se mantienen en vitrina dos bandejas de cada sabor, y solo cuando es necesario se reponen con golfeados recién horneados. Los rollos de pan y los toppings vienen congelados desde el centro de producción ubicado en Bello Monte.  

Y aunque el café y el agua mineral no faltan, el otro producto estrella de la marca es la chicha San Jacinto, elaborada a base de arroz, tan espesa como refrescante. Se sirve con leche condensada y canela, en vasos de 16 onzas, cantidad suficiente hasta para dos personas. La receta es del chef de la casa, Gustavo Espinoza.

Un par de productos nuevos se sumarán al catálogo a mediados de febrero, y los planes para abrir una nueva tienda en el este de Caracas ya están en marcha.

El Dato

Ambas sedes de Golfeados San Jacinto abren de lunes a domingo, de 7:00 am a 8:00 pm. Servicio delivery disponible para toda Caracas mediante la aplicación Traetelo. En redes sociales @golfeadossanjacinto_

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.